Reseña Cómo maté a mi padre

En 1991 Medellín pasó por uno de los momentos más violentos que tuvo la historia de Colombia. En esta época fueron muchas las familias que quedaron marcadas por el dolor y la falta de respuesta ante tanta tragedia. Muchos se sienten identificados con la historia que narra la escritora y periodista Sara Jaramillo Klinkert en su primera novela titulada Cómo maté a mi padre. Esta es la historia personal de Sara, hecha autoficción, pero es la historia de muchas familias colombianas en una sociedad que se ha acostumbrado a naturalizar la violencia.

En esta obra la autora emprende un ejercicio de traer al presente el recuerdo. Desde el punto de vista de la niña que fue, la novela narra no solo el asesinato de su propio padre sino la marca permanente que deja la ausencia y cómo hay que reconstruirse después de la tragedia.

Sara intenta poner el foco en aquello que muchas veces está silenciado, en ese después de una familia que sufre un arrebato violento e incomprensible, que tiene que empezar a vivir cuando alguien se fue, sabiendo que la muerte marca un nuevo inicio para los que quedan vivos.

Un padre muere en la vida real pero esa ausencia sigue latente, deja marcas que conllevan consecuencias y Sara revive, en el propio proceso de escritura, todo aquello reprimido. Su silencio se hace voz y produce una novela que nos sumerge en ese escenario de la casa familiar con todos sus rincones, colores y recuerdos. Cada capítulo podría funcionar como una unidad, puesto que contiene una historia con su propia tonalidad y cierre. Es un cúmulo de sensaciones el que va desplegándose durante la lectura de cada capítulo. El libro nos ofrece un abanico de sentimientos que logran una cercanía y empatía con el lector.

“No piense en eso”, solía decir su madre. Sin embargo, Sara se animó a pensar en eso y en mucho más de lo que quizás esperaba. Sin saberlo empezó a gestar una novela con una carga simbólica y sentimental, se animó a sentirse libre como las cenizas de su casa del árbol de la infancia, se animó a sanar sus heridas abiertas a través de las palabras.

Hay una necesidad de contar al padre, de revivir con él todas las emociones que despiertan el recuerdo de cada escena de esa vida familiar que relatan las páginas de este libro. Asimismo, se vuelve imperioso para Sara no dejar que el recuerdo quede suspendido en su vida y por ello decide matar al padre. Matarlo nuevamente para que pueda vivir por siempre en este libro.

Daniela Rosito

Docente y directora de la ONG Leamos un libro (Argentina)

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Directorio de afiliados

    Los afiliados a la Cámara Colombiana del Libro hacen parte de un gremio con credibilidad y legitimidad que desde el año 1951 trabaja por el desarrollo de la industria del libro en Colombia.
  • Directorio de afiliados

    Los afiliados a la Cámara Colombiana del Libro hacen parte de un gremio con credibilidad y legitimidad que desde el año 1951 trabaja por el desarrollo de la industria del libro en Colombia.
  • #FestivalLIJ

    No images found!
    Try some other hashtag or username

Desarrollado por Hipertexto - Netizen Digital Solutions. 2018 © Todos los derechos reservados.